Español English Facebook

"Desde muy temprana edad, el bailarín desarrolla carácter, musicalidad, sentido del ritmo, técnica, confianza en sí mismo, pasión por el escenario... Y el medio es BALLET."

Maria Begoña Colomar-Directora

TéCNICA

En Danzart Ecole queremos que los bailarines entiendan y practiquen la posición “En dehors” término francés que implica la rotación de las piernas hacia fuera. Este es uno de los primeros movimientos que se aprenden en ballet. Desde el estado de principiante, los bailarines se enfocan en desarrollar habilidades imprescindibles para el ballet y cualquier otro tipo de danza: fuerza, flexibilidad, elevación, control del cuerpo y la realización de pasos más complicados a medida que aumentan en dificultad.

COORDINACIóN / SINCRONIZACIóN

Una buena base de ballet lleva al bailarín a entender la importancia de trabajar en equipo. En determinadas coreografías se le exige al bailarín mucha concentración para sincronizar su ritmo con el del resto de los bailarines ¿Por qué tenemos espejos en un estudio de ballet? No solo para disfrutar la belleza de lo que nuestro cuerpo es capaz de expresar sino para coordinar nuestros pasos movimientos y velocidad con el resto de los bailarines a medida que nos movemos por el escenario. “Nos convertimos en una sola persona”

INTERPRETACIóN ARTíSTICA

Cuando escuchamos la música y la sentimos podemos expresar todo tipo de sentimientos: felicidad, tristeza, solemnidad, euforia, amor, vitalidad... Los gestos de nuestro rostro, el suave movimiento de un brazo, una mirada... Combinado con una técnica limpia consiguen que el público se involucre y sienta lo que el bailarin transmite haciendo que cualquier representación se convierta en un auténtico éxito...